Seleccionar página

Decorar con plantas nos permite crear espacios llenos de frescura y naturalidad, es el perfecto aliado para llenar de vida cualquier rincón.

Si vamos a usar plantas naturales hay que tener en cuenta numerosos factores, en especial la luz natural que va a recibir. Muchas veces, sobre todo cuando trabajamos en retail, es complicado conseguir reunir todas las condiciones para poder incorporar plantas naturales al diseño.

Las plantas artificiales se asemejan cada vez más a las naturales, y actualmente podemos encontrar una gran oferta de plantas artificiales.

¿Conocéis las plantas liofilizadas?

La liofilización o deshidrocongelación es un proceso por el que se deshidrata en frío un producto y se consigue mantener la estructura molecular de la sustancia liofilizada. Este proceso se usa principalmente en la industria de la alimentación, ¡pero también en plantas naturales!

Las plantas liofilizadas conservan su aspecto natural y al mismo tiempo nos ofrecen las ventajas de una planta artificial. Hay que tener en cuenta que, al haber sido deshidratadas, no deben entrar en contacto con el agua ni exponerse al sol, por lo que no son aptas para exteriores.

Con estos productos podemos crear ambientes frescos y naturales en el interior, sin necesidad de preocuparnos por el cuidado de la planta viva, pues sabemos que necesitan mucha atención y cuidados, sobre todo cuando forman parte de un diseño en retail. Por eso este tipo de productos abren un gran abanico de posibilidades a la hora de diseñar e incorporar elementos naturales.

En esta galería podéis ver algunos ejemplos de cómo utilizar tantos plantas artificiales, como naturales liofilizadas